Formación de la trombosis coronaria

Compártelo!

Cuando el cuerpo humano envejece, las arterias suaves y abiertas comienzan a endurecerse y a espesar en un proceso llamado aterosclerosis. Las paredes de las arterias también pueden comenzar a acumular una sustancia grasa que se conoce como placa aterosclerótica. Una vez que se ha adherido a las paredes de las arterias, la placa comienza a endurecerse. Estos cambios reducen la vía de curculación de la sangre y retrasan su progreso a través de las arterias.

Cuando el flujo de sangre comienza a disminuir, se inicia la coagulación. Estos coágulos se denominan trombos, y el proceso por el cual se forma un bloqueo en las arterias es la trombosis. Cuando este proceso se lleva a cabo en las arterias que conducen al corazón se conoce como trombosis coronaria.

Los coágulos de sangre se pueden acumular en las arterias de dos maneras:

Cuando un trombo se desplaza lentamente a través de la corriente sanguínea, y la se produce una acumulación de materia nueva hasta que es tan grande que se aloja en la arteria. Ya sea oscureciendo la mayor parte de ella, o bloqueando el paso por completo.
Los coágulos de sangre también se forman alrededor de los tumores endurecidos que recubren las arterias y se amplian hasta cerrar el paso por completo.

Compártelo!

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí