Diagnóstico de la trombosis venosa profunda

Compártelo!

El diagnóstico de la trombosis venosa profunda se hace generalmente después de una serie de pruebas de imagen que confirman la presencia de un coágulo de sangre. Después de una consulta y un examen físico, los pacientes pueden someterse a una ecografía o una tomografía computarizada (CT) para evaluar la circulación y el estado de las venas del área afectada. Rara vez se utiliza, una venografía, que consiste en la introducción de un agente de contraste en la vena, como una herramienta de evaluación suplementaria para verificar la presencia de un coágulo de sangre.

Compártelo!

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí